logo panamericana television

Familiares de niño ahogado retiraron sus restos de la morgue

La indiferencia puede matar. El pequeño cuerpo de Kevin, de diez años y que padecía de autismo, fue hallado sin vida en la playa costanera del distrito de San Miguel. El menor subió a un bus de transporte público en la zona de Chuquitanta en San Martín de Porres y llegó hasta una playa de Madgdalena donde falleció.

Los familiares se encuentran dolidos por la pérdida de su hijo e indignados porque la empresa de transporte Nor Lima que lo habría trasladado hasta su fatal destino no fueron solidarios con el menor. Un testigo afirmó que el menor descendió hasta la playa costanera, donde se desvistió y se adentró en el mar.

Los familiares indicaron que tomarán acciones legales contra la empresa. “El conductor y la señorita cobradora van a tener que responder ante la muerte de mi hermano, porque esto no puede quedar impune”, sostuvo el hermano del menor.

Sandra Lara, vicepresidenta de Clea, asociación que apoyó en la búsqueda del menor afirmó que el pequeño Kevin tenía autismo severo, lo que no le permitía comunicarse con las personas a través del lenguaje, sino solo a través de sonidos.

Lara afirmó que la cobradora no fue diligente a la hora de ayudar al niño que padecía de un problema y lamentó la indiferencia de la sociedad a la hora de ver a un niño así sin que nadie haya hecho nada.

 

Temas Relacionados: AustistaMuertoNiño

WhatsApp


Loading...
Loading...